13 May

Diferencias entre el estrés y la ansiedad

Como ya estuvimos viendo en el blog anterior la respuesta de estrés se produce cuando la demanda del ambiente es excesiva frente a los recursos de los que disponemos en ese momento.

Pero, ¿qué es la ansiedad?, ¿en qué se diferencia con el estrés?

La ansiedad es una emoción que también puede ayudarnos a adaptarnos a nuestro entorno, es un conjunto de respuestas mentales, físicas y conductuales que se ponen en marcha cuando valoramos una situación como amenazante o peligrosa.
La respuesta de estrés mantenida en el tiempo puede derivar en trastornos de ansiedad pero se diferencia con la anterior en que ésta se caracterizan por pensamientos que anticipan un peligro o una situación amenazante (miedo a tener una ataque de pánico, miedo a relacionarse con los demás, miedo a que le pase algo malo a mis seres queridos ,temor a tener una enfermedad, etc) y no necesariamente son el resultado de situaciones externas a nosotros, son nuestros pensamientos, preocupaciones, recuerdos, los que pueden generar las respuesta de ansiedad.

¿Por qué personas ante las mismas situaciones reaccionamos de forma distinta?

La percepción de amenaza, miedo o preocupación dependerá de las características personales (experiencias previas, estilos educativos, traumas vividos), de las normas sociales y culturales (encontramos culturas donde ciertos estímulos se temen o producen asco y en otras son considerados manjares: serpientes) y también de factores biológicos (predisposición a una mayor activación fisiológica)

¿CÓMO SE MANIFIESTA LA ANSIEDAD?
Tres tipos de respuestas:

RESPUESTA COGNITIVA: Es aquello que interpretamos que pasa cuando nos encontramos en una situación.

– Pensamientos negativos “no valgo para esto”, “Tengo que hacerlo todo bien”, “Nunca podrán ayudarme”.
– Anticipaciones negativas “tendré un ataque de ansiedad si hablo en público”
– Imágenes/Recuerdos negativos constantes
– Dificultad para tomar decisiones

RESPUESTA FISIOLÓGICA: Es la activación fisiológica al encontrarnos en una determinada situación amenazante para nosotros
– Aumento de la frecuencia cardiaca (taquicardias)
– Dificultad para respirar,
– Sensación de Ahogo, sofoco.
– Aumento de la tensión arterial.
– Tensión muscular (dolores de cuello, espalda, cabeza, etc)
– Sequedad en la boca.
– Dificultades para conciliar el sueño

RESPUESTA MOTORA: Son las conductas que podemos realizar o no, cuando experimentamos ansiedad.

¿QUÉ HAGO?
– movimientos repetitivos con una parte del cuerpo (manos, piernas, caminar sin rumbo)
– Beber, fumar, comer en exceso.
– Llorar.
– Evitar/Escapar de las situaciones que producen miedo.
– Gritar.

Además estas tres respuestas de ansiedad pueden estar relacionadas entre sí
Por ejemplo “mi jefe dice que mañana tengo que presentar mi trabajo en público”:

“No valgo para esto” (cognitivo)- Taquicardias (fisiológico)- Me muevo de un lado a otro (motor)

La ansiedad es una emoción normal y adaptativa al igual que el estrés, ¿quién no ha anticipado alguna vez un posible peligro después de haber vivido una experiencia desagradable con anterioridad?, la diferencia de un nivel de ansiedad adaptativo o perjudicial se encuentra en el grado de interferencia que produce en nuestra vida en relación a la INTENSIDAD, FRECUENCIA Y DURACIÓN con la que se manifiesta.

¿QUÉ PUEDE AYUDARME A COMBATIR LA ANSIEDAD?

– Observa los miedos, las preocupaciones, las valoraciones personales que experimentas a lo largo del día.
– ¿Cómo te hacen sentir? ¿Te ayudan de forma activa a afrontar las dificultades?
– Si no es así, probablemente sea debido a que el lenguaje que utilizas contigo mismo/a como Respuesta Cognitiva, esté interfiriendo en la resolución.
• La perfección y las exigencias no ayudan (debo, tengo.., pensar en blanco o negro) nos hacen perder la energía necesaria para alcanzar nuestros objetivos.
• Intenta relativizar los problemas por orden de prioridad y resolver uno a uno.
• Utiliza un lenguaje que te ayude a creer más en ti y te motive: “puedo hacerlo”, “voy a intentarlo”, “lo estoy haciendo bien”.
• ¡Desafía al lenguaje negativo y recibe al positivo!

Syra Balanzat

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.